La tercera edad es una etapa de cambio de hábitos. En esta etapa es donde donde se presta más atención a la salud para poder fortalecer y prevalecer el organismo con diferentes actividades. Es necesario que sepamos que ejercicios hacer en la tercera edad para no dañar ninguna articulación por lo cual vamos a señalar algunos tips a tener en cuenta.

La gerontogimnasia es la introducción de hábitos sanos mezclados con actividad física. Está diseñada para la edad adulta y su objetivo es disminuir los problemas de las articulaciones y dolores musculares. Con ello logramos beneficiar a todo el sistema de la persona para prepararlo ante la crisis de la edad que se presenta en gran o leve medida.

Es necesario y recomendable que la geontogimnasia se realice de forma grupal. Esta no solamente beneficia al organismo, sino que favorece a la mente mediante la sociabilización para mejorar la respuesta neuronal.

Actualmente existen diferentes programas para realizar estas actividades. Las sesiones deben ser diseñadas y llevadas a cabo por un profesional calificado para evitar producir problemas en el cuerpo de la persona que lo realice.

Tips y otros ejercicios para hacer en la tercera edad.

Algunos ejercicios para hacer en la tercera edad no solamente pueden beneficiar al adulto mayor sino también a las personas que comparten su circulo social y que lo/a acompañan durante el desarrollo de estas actividades.

Si compartimos tiempo de calidad ayudará al desarrollo social del adulto. Así como también beneficiará en gran medida el autoestima de las personas. Es recomendable que las personas que realizan estas actividades sean de forma leve y no pesadas.

La resistencia, actividades aeróbicas como el baile pueden aumentar la respiración y pueden mejorar el sistema cardiovascular. Otras actividades que se recomiendan tienen que ver con salir a caminar o correr, dependiendo siempre de lo que sugiera su médico de cabecera.

Ejercicios de fuerza para la tercera edad.

Existen otros ejercicios para aumentar la masa muscular que pueden ser el levantamiento de pesas o el uso de bandas elásticas para fortalecer la resistencia. Estas deben de ser aconsejadas por un especialista en el tema y deben de ser supervisadas para prevenir cualquier tipo de lesión, golpes o caídas pues los huesos en esta etapa de la vida tardan más en reponerse.

Actividad física y desarrollo en una persona sedentaria.

Las personas que no están acostumbradas a realizar actividad física deben empezar de a poco. No es aconsejable empezar con un ritmo alto, en este punto es recomendable trabajar de forma moderada y en forma de crecimiento.

Todo tipo de actividad física es bien recibida y puede aumentar el desarrollo social de toda la familia además claro de compartir un momento agradable acompañado de risas lo cual aporta grandes beneficios a todo el sistema cardiovascular.