Adentrémonos un poco en la nutrición infantil hablando de la importancia de consumir frutas en la nutrición infantil que es la etapa del desarrollo del niño quizá más importante. Bien sabemos que las frutas se encuentran entre los alimentos ricos en vitaminas que necesitan los niños. Tales como la vitamina C entre muchísimos otros beneficios. Empecemos…

La importancia de su consumo cabe en que todas las frutas poseen de una gran variedad de vitaminas al igual que son en lo esencial alimentos que proveen de muchos líquidos. Su adición a la dieta del infante es tal que está limpia de grasas, pero debido a su alto nivel de azúcar en algunas situaciones es preferible siempre regular su consumo.

Y sabemos que el consumo en exceso tampoco es bueno ya que puede ocasionar un alto nivel de azúcar lo cual puede desembocarse en diabetes a temprana edad. A su vez el consumo en exceso puede generar un estado de saciedad tal que no logre adquirir las vitaminas necesarias que produce la lactancia materna.

Estudios médicos indican que la importancia del consumo de frutas en la etapa de crecimiento empiece a partir de los seis meses. Previo a dicha adición es completa y absolutamente importante que el menor consuma leche materna antes que empezar a consumir sobre todo frutas.

Entendemos que las frutas ocupan un lugar importante entre los grupos alimenticios, junto con los vegetales los beneficios que ofrece a una dieta sana de los niños es absolutamente importante. A su vez puede evitar y prevenir los malos hábitos que pueden ocasionar la obesidad en el infante.

Durante la etapa de desarrollo el niño puede consumir frutas específicas. Podemos agregar a la dieta del menor una porción de banana en papilla, así como una porción de pera y quizá también manzana. Durante el primer año podemos añadir naranjas, mandarinas y sandía. Entre otras frutas tales como el mango y el mamón.

¿Qué beneficios aporta el consumo de frutas en los niños?

Tengamos en cuenta que los niños están en una etapa de crecimiento y desarrollo por lo cual hay varias aristas que representan los beneficios al consumo de frutas. La gran cantidad de vitaminas que poseen las frutas pueden lograr en el infante un buen desarrollo intelectual además de aportar grandes logros a la inmunología del menor.

Entre otros beneficios podemos encontrar una disminución de los índices de obesidad infantil. Esto brinda un mejor rendimiento físico y energético lo cual es un aporte importante para las actividades físicas del menor.

Debido a su gran cantidad de fibra alimenticia hay una mayor saciedad en los niños. Esto puede ser un elemento interesante para evitar que los niños quieran consumir comida chatarra fuera de la supervisión de adulto.

La importancia de consumir frutas en la nutrición infantil es tal que puede aportar grandes cantidades de fibra para ayudar al menor a tener un sistema digestivo mucho más funcional y evitar enfermedades y malos hábitos en la edad adulta.

Una adecuada nutrición es un factor clave en el rendimiento escolar. Y diversos estudios han demostrado que los niños con dietas saludables que incluyen un consumo adecuado de frutas y verduras consiguen mejores resultados académicos.

Todos estos beneficios tratados asumen y reconocen que el menor puede tener un mejor desarrollo en la etapa escolar ya que va a tener mayor energía, concentración y rendimiento para proveer de una excelente calidad de vida.

¿Cuantas frutas puede consumir un niño al día?

Ya hablamos de que no es recomendable exceder en las raciones. Y basándonos en el exceso de azúcar que puede tener cada porción de fruta es recomendable que los menores consuman hasta 2 frutas por día.

Si buen son una excelente fuente de energía, vitaminas y minerales no es recomendable dar en exceso ya que puede provocar un temprano índice de diabetes. Es recomendable ir variando, entre una manzana y una banana o bien jugos de naranja, frutillas o piña ya que proveen de fuentes ricas en vitamina C. Sin embargo, es más recomendable que las frutas puedan masticarse para producir un mayor estado de saciedad.

Recomendaciones finales

Durante la etapa de desarrollo de los niños es recomendable tener un control estricto de lo que consume el menor. He ahí que la importancia de consumir frutas en la nutrición infantil puede aportar una gran brecha entre la salud y los malos hábitos.

Es absolutamente recomendable no dar más de dos piezas de fruta al día en la dieta del menor y sobre todo variar en las porciones. Si un día el menor come banana y manzana al día siguiente darle frutilla y pera. Las variaciones dependerán de lo que su pediatra y nutricionista recomiende.

Tenga en cuenta que este es un blog informativo y si va a diseñar una dieta para el menor es absolutamente necesario que sea con la supervisión de su pediatra para que su menor pueda tener un pleno y correcto desarrollo.

Estos contenidos te pueden interesar: